Negro Snapback Official Gorras Hombre Don'T Bother Off Blanco Beisbol Sq0ASH

Beisbol Bother Snapback Gorras Don'T Off Negro Hombre Official Blanco L'économia et las tradiciones

El pueblo que se extiende a los pies del Monte Blanco ha vivido, y en parte mantenido, una civilización alpina que es la base de la identidad cultural de las poblaciones que la habitan actualmente. Se trata del resultado de una larga historia común que las fronteras no han podido cancelar completamente. Dicha civilización ha sufrido una crisis con la revolución industrial y los consecuentes trastornos socio-económicos. Los grandes cambios se han producido a inicios del siglo XX en Saboya, un poco más tarde en Vallese y después de la segunda guerra mundial, en Valle de Aosta. En esta sociedad ancestral, la agricultura era la principal ocupación: producción de alimentos que debían proporcionar los comestibles necesarios para la supervivencia y, si fuera posible, algo más para comprar lo indispensable no producido en el territorio como la sal. El montañés, trabajando duramente e ingeniándose, ha sabido gestionar el territorio sin perturbar su equilibrio y organizar su vida para explotar al máximo el potencial agrícola, en realidad bastante reducido.

La cría de ganado bovino era el recurso principal, aquella que a veces permitía, con la venta de la mantequilla y el queso, ganar el dinero necesario para hacer frente a gastos extraordinarios; seguía el cultivo de cereales, para el pan horneado una vez al año, con excepción para los más ricos; la viña, ornamento de los cerros soleados, de los cuales se obtenía un vino acerbo para los días festivos o para el verano, cuando los trabajos agrícolas son particularmente duros y las jornadas en los campos largas; los frutos, la castaña principalmente, secada y transformada en harina, pero también los nísperos, que se los hacía madurar en la paja; las manzanas y las peras, que se podían conservar para el invierno; gracias al aceite producido, las nueces y las almendras se usaban para condimentar los alimentos, para la iluminación y como remedio para algunas enfermedades; ciruelas, cerezas, duraznos, albaricoques, demasiado deteriorables, eran un lujo un poco exótico que no todos podían permitirse.

Para vestirse se usaba la lana, el cáñamo, el cuero y más raramente el lino. Las mujeres hilaban y tricotaban y durante el invierno los hombres generalmente tejían  Cerdos, pollos, a veces, las abejas contribuían a variar los recursos alimentarios de la familia. A pesar de las asperezas de los lugares, las personas se desplazaban, en la mayoría de los casos a través de las colinas, para emigrar temporalmente, durante la mala estación, cuando en la montaña no había mucho trabajo: nuestros montañeses se transformaban en vendedores ambulantes, deshollinadores, peinadores de cáñamo, cortadores de ejes y también, maestros con dos plumas en el sombrero cuando se proponían para leer y escribir y, con tres, cuando enseñaban también a contar. Se movían por cuestiones de comercio: los habitantes de Valle de Aosta compraban quesos en el Vallese para después revenderlos en Piemonte. Los habitantes de Vallese compraban en Valle de Aosta y en Saboya vino tinto bastante raro en su territorio, los habitantes de Saboya revendían sal a los de Valle de Aosta, indispensable para la conservación de los alimentos y para la cría de animales, y compraban también arroz procedente de la llanura de Padania.

La agricultura ha vivido una crisis profunda que ha reducido a menos del 5% los trabajadores del sector. Sin embargo, ha sabido apuntar hacia la calidad y, si los cereales han desaparecido, la viña ha prosperado: el Fendant del Vallese, el Blanco de Morgexe en Valle de Aosta y los cru del bajo valle dell'Arve se han transformado y convertido en productos de prestigio. Su producción está en pleno desarrollo. También los alpinos muestran una buena rentabilidad y productos como la Fontina valdostana, el Bagnes del Vallese y el Beaufort de Saboya que tienen un mercado floreciente: quesos variados, pero todos, por lo menos al origen, productos alpinos producidos con leche fresca siguiendo las mismas técnicas.

Los criadores, menos numerosos, pero con ganado más importante, desarrollan siempre su trabajo con pasión y se estremecían frente a las empresas de la propia reina. El combate de las vacas, evento ordinario y natural en la subida para el pastoreo alpino, cuando las vacas se enfrentan para establecer la jerarquía en la manada, ahora está cuidadosamente organizado en torneos periódicos que coronan, a fines de la temporada, la reina del rebaño. También las artesanías han sufrido una profunda transformación, sin embargo, algunas actividades tradicionales han sobrevivido y prosperan: la escultura en madera es una práctica que existe al día de hoy, principalmente en Valle de Aosta, donde la feria de Sant'Orso, el 30 y 31 de enero, atrae miles de visitantes de los pueblos que circundan el Monte Blanco; en Charmoix, Bagnes y Etroubles, se realiza aún la fabricación de cencerros, ornamento de las vacas y pasión de los pastores; los herboristas conocen un momento favorable con la revalorización de la medicina alternativa; la cocina familiar, pobre y rústica, se ha transformado en arte culinario y antiguas recetas, como por ejemplo, aquella a base de queso, que hoy se sirve en los restaurantes: raclette, fonduta, valpellenentse.

También la industria, principalmente la gran industria, ha vivido una crisis a mediados de los años 70 y solo las pequeñas empresas altamente especializadas siguen su actividad, en el valle dell'Arve, en la baja Valle de Aosta. Y el sector terciario, el turismo y el comercio en primer lugar, que asegura las rentas necesarias para la población del Monte Blanco.

Bother Beisbol Blanco Snapback Hombre Official Gorras Don'T Off Negro Con la generalización de la práctica deportiva, la montaña se ha transformado en una inmensa cancha para excursionistas, esquiadores, alpinistas y, en éstos últimos años, para los practicantes de la gran cantidad de nuevos deportes asociados con el agua, las rocas, el aire o la nieve. Pasando a ser de moda, ha acogido también a aquellos que no tenían intereses particulares, quienes seguían simplemente la tendencia y buscaban en la montaña las mismas comodidades y las mismas diversiones de la ciudad.  En breve, por mucho tiempo la montaña se ha adaptado a las exigencias cambiantes de las poblaciones urbanas y, a menudo, también de los montañeses, que conjugaban nuevos modelos y escondían las tradiciones antiguas como si se avergonzaran de ellas. En estos últimos tiempos, por suerte, ha nacido una sensibilidad nueva y siempre más turistas se interesan también por la gente de los Alpes, "en la historia íntima de los valles", más allá del folclore estandarizado y de origen dudoso. Dicha evolución del gusto ha alentado a los montañeses a pensar su propia historia, a redescubrir lugares, momentos y actividades, a proponerlos a la atención de los turistas con una pizca de orgullo redescubierto. De este modo se han dado cuenta que muchas cosas se han perdido. Los montañeses, un tiempo considerados buenos salvajes o imbéciles de los Alpes, vuelven a ser miembros de una sociedad compleja, auténtica y original, digna de ser conocida y comprendida más profundamente. Es así que ha florecido toda una serie de iniciativas para reunir, organizar y presentar al público un patrimonio precioso que se había perdido: restauración de antiguos edificios de interés artístico, histórico o etnográfico; recolección de objetos de la cultura material para exponerlos en los museos locales; demostraciones públicas de antiguos saberes; relanzamiento de fiestas populares (descenso del pastoreo alpino, jornada de pastoreo alpino, fiestas patronales, procesiones religiosas en altura, carnaval, fuegos de San Giovanni, etc); recuperación de los juegos antiguos milagrosamente transmitidos a comunidades minoritarias: tsan, fiolet, rebatta y rouletta en Valle de Aosta, cornichon y baculot, de las especies de rouletta y fiolet, en  Faucigny y Chablais, en Alta Saboya. Los relatos de las esperas, redescubiertos en la memoria, son recogidos, estudiados y presentados por narradores: el Guivre y el dragón, los hombres lobos y el diablo, Gargantua y los espíritus de los duendes, el Sabbat y la caza salvaje, las aldeas sepultadas por castigo divino, las hadas a menudo malas y el hombre salvaje, generoso dispensador de precioso saber, las almas buenas, aquellas afligidas por las penas y los condenados no son ya expresión de ignorancia paisana, sino el producto artístico de la imaginación popular.

Bother Official Beisbol Off Snapback Blanco Gorras Don'T Negro Hombre

Negro Snapback Off Blanco Hombre Don'T Official Gorras Beisbol Bother
para Real Azul Hombre Chaqueta Regatta Oscuro Marino 4g7qZ8
Negro Snapback Official Gorras Hombre Don'T Bother Off Blanco Beisbol Sq0ASH
Snapback Official Off Blanco Negro Hombre Don'T Gorras Beisbol Bother
Official Bother Off Beisbol Hombre Gorras Don'T Blanco Negro Snapback